laboca783    |    pasado   |   presente   |   futuro

.

2018 / Iluminaciones en el archivo de Bandi Binder / Francisca López
Inauguración: 17 de marzo, 16hs

 

Extracto del texto Cuando lo único estable es la fotografía

Una obra compuesta por series de series de fotos que, curiosamente, carga con un único título. Para hablar de este ensayo la artista pronuncia el nombre de otro fotógrafo.
La propia biografía de Bandi Binder, transitada naturalmente por éste y visitada numerosas veces por Francisca López, es lo que da cuerpo a este proyecto. Una obra que por lo ambiciosa sigue sin definirse, sin clausurarse. Deambula entre ser una oportunidad para rescatar a esta figura desconocida en nuestro medio o convertirse en obra de ella por derecho propio. El trabajo de ella oscila entre la gestión institucional, la curaduría y el ensayo fotográfico.
Entre el desborde y el ejercicio del límite, se comprometen las historias de Binder y de Francisca. En el entrecruzamiento de ambas: surge la obra. La vida de aquel, como material y objeto de estudio; la de ella, parcialmente resignificada a partir de este hallazgo. No es algo que pase seguido, pero en este caso, no podríamos comprender esta obra de Francisca, sin conocer su propia historia.
Tanto en el caso de Bandi Binder, como en el de Francisca López, la vida y la profesión se superponen sin diferenciarse. “Me interesa la fotografía como modo de vida –me dice Francisca – y en su relación con el tiempo”. Así se iluminan muchas de las incógnitas de esta obra. Porque podríamos pensar estas series como un ensayo expandido sobre la permanencia de la fotografía. De ésta como ejercicio vital y como lo único que se sostiene cuando los viajes y los exilios obligan a reconstruirse. Ambos mudaron sus residencias de lugar y eso hizo que tuvieran que insertarse en una nueva comunidad y ser partes de otras sociedades. En cada nuevo contexto los acompañó la cámara como recurso para entrar en relación. Sin embargo, reconstruir el derrotero de ambos no es tarea sencilla. Para hacerlo, hay que tomarse mucho tiempo, ir juntando las piezas. Si aquello que atravesó la vida de ambos fue el signo de la dispersión y la diáspora, podemos pensar que la fotografía primero, y el tiempo dedicado, después, son el mejor recurso para dar sentido a estas historias.

Mariana Rodríguez Iglesias / Buenos Aires, 2013

 

Francisca López nace en 1974 en Buenos Aires, Argentina.
Cursa el Programa de Artistas (Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires, 2013). Asiste al Plan de Formación Continua para Artistas Visuales (Hangar, Barcelona, 2009 y 2006). Participa de los talleres de Pablo Ortiz Monasterio (Fundación Foto Colectania, Barcelona, 2010), Thomas Demand (Malba-Colección Costantini, Buenos Aires, 2004), Penélope Umbrico (Centro de la Imagen, Mexico DF, 1999) y Alberto Goldenstein (Centro Cultural Ricardo Rojas, Buenos Aires, 1996). Clínica de obra con Jorge Macchi, (Buenos Aires, 2004 y 2003).
Desde 1998, desarrolla su obra fotográfica e investigación artística enfocada en el fotógrafo de origen húngaro Bandi Binder (Maladé, 1917- Buenos Aires, 2006), manteniendo un profundo compromiso en la difusión y preservación de este acervo. Obtuvo apoyo de Mecenazgo Cultural (2016 y 2015), una Beca Generación / Premios de Arte Caja Madrid (2010), el Primer Premio de Fotografía del 106º Salón Nacional de Artes Visuales (2017) y el Tercer Premio de Fotografía del 105º Salón Nacional de Artes Visuales (2016). Exhibido parcialmente en “On Migration” (PhotoIreland, Dublin, 2012); “4. Internationale Kunstausstellung” (Stockholmer Feuerwache (Alt), Berlin, 2012); y seleccionado para “Portfolio Review / 5. European Month of Photography” (Berlinische Galerie, Berlin, 2012).
Ha realizado el ensayo fotográfico “Puerto Madero. Construcción con despojos”, con una Beca del Fondo Nacional de las Artes (2001) y por el cual recibió el Premio Artista Iniciación del Año de la Asociación Argentina de Críticos de Arte (2002). Exhibido en “Naturaleza: refugio y recurso del hombre” en CCK (Buenos Aires, 2017), Kowasa Gallery (Barcelona, 2008) y la Alianza Francesa de Buenos Aires (2002). El trabajo forma parte de la Colección Fotográfica del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
En 2016, es invitada a participar en la primera residencia de artistas “Proyecto Villa Panadería-Dorada” creada por los artistas Celina Jure y Martín Mele en Weltkunstzimmer, Düsseldorf, Alemania.